Categoría Condición Física

En Forma y Flexible: Cómo (y Por Qué) Usted Debe Mejorar Su Flexibilidad

CONSEJO

Asegúrese siempre de chequear con su médico antes de empezar o de incrementar cualquier plan de actividad física.

Siempre ayuda preguntar:

  • ¿Cuáles actividades son las correctas para mí?
  • ¿Cuánta actividad física debo realizar diariamente?
  • ¿Por cuántos días a la semana?

También es importante que pregunte cuál debe ser su frecuencia cardíaca ideal, para ayudarle a determinar qué intensidad de ejercicio es adecuada para usted.

La flexibilidad puede no generar tantos titulares como las actividades aeróbicas o el entrenamiento de resistencia. Pero si su objetivo es mejorar su calidad de vida, usted debe considerar agregar el ejercicio de flexibilidad a su rutina.

¿Por qué? Ser capaz de mover sus extremidades a través de su rango completo de movilidad puede facilitar realizar sus actividades diarias. Pero eso no es todo: Incorporar estiramientos simples a su día puede ayudar también a prevenir lesiones. Los músculos más flexibles están mejor capacitados para adaptarse a os estresores físicos. Las investigaciones demuestran que el ejercicio de estiramiento aumenta el flujo sanguíneo hacia sus músculos y puede mejorar su circulación.

Aquí está lo que usted debe saber para aumentar su flexibilidad.

¿Qué es? Es ejercicio de estiramiento.

¿Qué hace? Estira los músculos, tendones y ligamentos. Puede también reducir el riesgo de lesiones y ayudarle a recuperarse más rápidamente de eventuales lesiones.

¿Cómo y cuándo? Trabaje gradualmente hasta 10 minutos de ejercicio de estiramiento al menos 2 días a la semana. Involucre los músculos mayores de brazos, piernas y torso. Mantenga los estiramientos de 10 a 30 segundos y trate de llegar de 2 a 4 repeticiones de cada estiramiento (con una leve pausa entre repeticiones).

Estiramiento de muestra: torsión de la parte superior del cuerpo. Usted puede realizar este ejercicio d pie o sentado. Si está sentado, siéntese alto, con sus pies aplanados acerca del piso; sus pies deben encontrarse a una distancia uno del otro del ancho de los hombros, bien sea que esté parado o sentado. Coloque las manos detrás de la cabeza con los codos apunando hacia los lados. Torsiones su cuerpo hacia un lado de manera que los hombros se encuentren paralelos a la pared lateral, o tan lejos cuanto puede girarse. Su cabeza debe seguir el tronco. Lentamente cambie hacia el otro lado. Repita de 6 a 8 veces de cada lado.

Observaciones